Vale la pena soñar

domingo, mayo 25, 2014

No todos los días son color de ros


No todos los días son color de rosa, a veces simplemente despertamos y desde que tocamos el suelo frío tenemos esa corazonada,  las pantuflas no están en el lugar que deberían, y en ese momento lo presientes.

Pasa el día lentamente y cada minuto es más pesado, las cosas están destinadas a suceder y desde el primero segundo que abriste los ojos tuviste e
se presentimiento,  esa energía negativa, esa que no quería hacerte salir de la cama porque sabias que en los días como hoy las hormonas harán lo suyo, que el mundo conspiraría y que en definitiva hoy no sería tu día. 

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.